Archivos de la categoría Espiritualidad

Rezar

Últimamente, y a la luz de las declaraciones de una vidente de Medjugorje, me pregunto cuánto he perdido el tiempo a veces rezando por mi mismo. “Señor, dame esto”. “Señor, dame lo otro”. Dios ya conoce nuestras necesidades e inquietudes. Rezar es estar y hablar con Él. De modo que podemos hacer dos cosas: contemplar, dejándonos llenar de su(s) Misterio(s) y rezar por los demás, haciendo de la oración un ejercicio de Caridad y Fraternidad.

Pace Bene.

Oración

PAZ Y BIEN, VOY A COMPARTIR CON VOSOTROS UNA MEDITACIÓN QUE PREPARÉ EN CUARESMA, SOBRE LA ORACIÓN.

LA ORACIÓN ES LES ALIMENTO DEL ALMA Y DE IGUAL MANERA QUE NOS PROCURAMOS EL ALIMENTO PARA EL CUERPO, Y SI NO COMEMOS SENTIMOS HAMBRE, ASÍ DEBERÍAMOS PROCURAR A NUESTRA ALMA SU ALIMENTO NECESARIO CADA DÍA Y PODER LLEGAR A SENTIR HAMBRE Y SED DE DIOS SI NOS  “SALTAMOS ALGUNA COMIDA”. DE AHÍ QUE SEA NECESARIA UNA DISCIPLINA PAR LA ORACIÓN; RESERVARNOS DURANTE EL DÍA MOMENTOS PARA LA ORACIÓN, YA SEA LA MEDITACIÓN, LA LITURGIA DE LAS HORAS, EL REZO DEL ROSARIO Y COMO NO, LA EUCARISTÍA; COMPROMETIÉNDONOS, CONSCIENTES DE SU IMPORTANCIA, A NO RENUNCIAR A ELLOS.

A VECES EL MUNDO DE LO SENSIBLE NOS JUEGA MALAS PASADAS, PUES EXISTE EL RIESGO DE DEJAR DE REZAR O REZAR MENOS POR NO SENTIR, ES UN ERROR, PORQUE EL QUE NO SINTAMOS NO SIGNIFICA QUE NO HAYAMOS ESTADO EN PRESENCIA DEL SEÑOR.   

A MENUDO ACUDIMOS A LA ORACIÓN DE FORMA EGOÍSTA, BUSCANDO PAZ, CONSUELO, PIDIENDO POR UNA INTENCIÓN, ETC. ESTO NO DEBERÍA SER ASÍ, SIGUIENDO EL EJEMPLO DE LOS SANTOS Y DEL MISMO JESÚS, QUE NO PEDÍAN NADA PAR SÍ MISMOS, NOSOTROS DEBERÍAMOS RECURRIR A LA ORACIÓN NO BUSCANDO PAZ O CONSUELO PARA NUESTRA ALMA, SINO EL CONFORMAR NUESTRA VOLUNTAD A LA DE JESUCRISTO ACEPTANDO EL SUFRIMIENTO O LOS CONSUELOS QUE EL PADRE NOS QUIERA DAR PUES A ÉL LE HEMOS ENTREGADO NUESTRA VIDA.     NUESTRO SEÑOR, EN LA AGONÍA DEL HUERTO, LLEGÓ A SUDAR SANGRE HASTA CONSEGUIR DOBLEGAR SU VOLUNTAD A LA DEL PADRE, ÉL QUE TODA SU VIDA HABÍA VIVIDO PARA HACER SU VOLUNTAD.    QUÉ NO NOS TOCARÁ SUFRIR A NOSOTROS, QUE SOMOS EGOÍSTAS, HASTA CONFORMAR NUESTRA VOLUNTAD CON LA DE CRISTO.

LA ORACIÓN ES IR AL ENCUENTRO DEL AMADO, “TRATAR DE AMISTAD CON QUIÉN SABEMOS QUE NOS AMA”. LA ORACIÓN ES NECESARIA PARA HACER UN CORRECTO DISCERNIMIENTO.  NOS DA LA FUERZA PARA SUPERARNOS EN NUESTRAS FLAQUEZAS.

LA VERDADERA ORACIÓN NECESARIAMENTE LLEVA AL CAMBIO. LA ORACIÓN ES CRISTIFICANTE,  NOS HUMANIZA Y HACE SENSIBLES A NUESTROS  HERMANOS.  LA ORACIÓN ES SANADORA PORQUE CRISTO ES LA SALUD. ES FUENTE DE TODAS LAS VIRTUDES.

LA ORACIÓN ES EL ENCUENTRO CON ALGUIEN QUE YA NOS CONOCE, EN LO BUENO Y EN LO MALO Y QUE NOSOTROS RECONOCEMOS COMO SEÑOR.     EL VERDADERO ENCUENTRO SIEMPRE TRANSFORMA, EL SEÑOR SIEMPRE INVITA AL ABANDONO CONFIADO.

EL ESPÍRITU SANTO, POR LA ORACIÓN, LLEGA INCLUSO A INFLUIR EN NUESTRO LIBRE ALBEDRÍO.

ES IMPORTANTE NO ABANDONAR NUNCA LA ORACIÓN NI SIQUIERA EN LA SEQUEDAD MÁS ÁRIDA, PUES EL ABANDONO DE LA ORACIÓN TIENE COMO CONSECUENCIA EL DETERIORO DE NUESTRA VIDA ESPIRITUAL Y DESEMBOCA IRREMEDIABLEMENTE EN LA MUERTE DE LA VOCACIÓN. DE AHÍ EL EJEMPLO DE TANTOS SACERDOTES Y RELIGIOSOS QUE DESPUÉS DE MUCHOS AÑOS ABANDONAN, HAN PERDIDO LA VOCACIÓN PORQUE HAN DEJADO DE REZAR, HAN DEJADO DE BUSCAR EL ENCUENTRO CON EL “AMADO DE SU ALMA”, MUCHAS VECES ENGAÑADOS POR EL DEMONIO Y LLEVADOS A UN ACTIVISMO DESENFRENADO.

NOSOTROS NO ESTAMOS EXENTOS DE CORRER ESTE RIESGO, DEBEMOS VIGILAR.

PIDAMOS LA GRACIA DE CONOCER AL SEÑOR, AMARLE Y SEGUIRLE PORQUE SOLO SE AMA AL QUE SE CONOCE Y SOLO SE SIGUE AL QUE SE AMA. 

JUNÍPERO. PAZ Y BIEN