Señales de la Creación

En el nombre del Padre, del Hijo, del Espíritu Santo.

El evangelista Marcos nos está hablando de los signos que anunciarán la segunda venida de Jesús y de la gran tribulación que precederá a estos signos.

Para los hijos de Dios, serán días de gran esperanza y alegría, lejos de ser de temor y angustia. Aquellos que libremente decidan vivir fuera de la voluntad de Dios, son los que padecerán las consecuencias, porque, al vivir fuera de la voluntad de Dios, estarán también fuera de su protección.

La primera venida de nuestro Señor pasó desapercibida para muchos. Esta segunda venida, en cambio,  será anunciada a bombo y platillo por toda la creación y nuestro Señor aparecerá glorioso sobre una nube, toda la humanidad lo reconocerá, los hijos de Dios prorrumpirán en cantos y gritos de alabanza, la alegría será incontenible.  Los hijos de Satanás, en cambio, gritarán de rabia porque verán ya su fin y no podrán ocultarse de Su presencia.  Ese día glorioso será el juicio de toda la humanidad, ya no habrá doblez, se conocerán las intenciones de todos los corazones. Será la resurrección de todos los cuerpos, que profesamos en el Credo, unos para la bienaventuranza eterna y otros para la condenación eterna.

El Señor en su infinita misericordia nos avisa de qué señales serán las que precedan a su venida, el día que solo el Padre sabe.

Cuando lleguen esos días “alegraos y regocijaos porque vuestra liberación está cerca”  “toda rodilla se doblará ante Él…” “toda lengua proclamará que Jesús es Señor para gloria de Dios Padre”

“Ven pronto Señor, ven salvador”.

En alabanza de Cristo. Amén.