Jesús revela su Gloria.

En el relato de la Pasión según San Juan se traslucen de modo permanente, y como hilo conductor del relato, la libertad y la iniciativa de Jesús. Desde el Huerto de los Olivos hasta que entrega el Espíritu, es Él quien mantiene la iniciativa, es Él quien, con sus propios actos libres, y en los diálogos que mantiene, tanto con los judíos como con Pilato y las personas que de Él se compadecen, teje el Relato de la Pasión. En efecto, sus preguntas y sus respuestas, unidos a sus gestos y actos, construyen y dibujan su Pasión, Muerte y Resurrección. Sigue leyendo Jesús revela su Gloria.

Habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo…

El episodio del lavatorio de pies es propio del cuarto evangelio. De los hechos ocurridos en la última cena, la institución de la Eucaristía, la manducación de la Pascua. El primer versículo es como el anuncio solemne de las delicadísimas pruebas de amor que dio Jesús a sus discípulos durante la cena y el lavatorio de pies “el día antes de la pascua, sabiendo Jesús que era llegada la hora de pasar de este mundo al Padre…” La Pascua significa paso-tránsito, ha llegado la hora del tránsito de Jesús, que es la verdadera Pascua. Jesús había amado a los suyos con especial predilección, por esto el Señor habiendo amado a los suyos que estaban en el mundo, que no debían acompañarle todavía en este paso, los amó hasta el fin, es decir, hasta el colmo del perfectísimo amor. Sigue leyendo Habiendo amado a los suyos, los amó hasta el extremo…