Epifanía del Señor o manifestación de la divinidad y realeza del Hombre-Dios.

 Hoy es un día especial, día en el que Dios marca en cada una de nuestras vidas el camino e itinerario a seguir, la estrella epifánica puede aplicarse a nuestras vidas como una señal, una llamada a unirnos a un estilo de vida que va a cambiar el sino de todos aquellos que quieran acoger el mensaje de Jesús, como dirá San Juan “La luz brilla en la tiniebla y la tiniebla no la recibió. 

El testimonio del momento más importante y trascendente en la vida de los magos nos deja una hoja de ruta para toda persona que sienta una llamada y quiera ponerse a andar el camino del Espíritu. Los magos obedecen con docilidad, humildad y prontitud las indicaciones de las mociones interiores de la gracia de Dios y de una estrella que, mas allá del plano físico, brilla en su corazón. Siguen su ruta a través de dificultades  y obstáculos. Y como recompensa y fruto de la perseverancia, del no apartarse de la luz de Dios llegan a gozar la dicha de ver a Jesús. A nosotros en el día a día no estamos faltos de una estrella tenemos de forma constante la fe, que debemos cuidad, las mociones y las iluminaciones de la gracia, si seguimos impávidos sus orientaciones encontraremos a Jesús con todos sus consuelos, le veremos como Dios y Rey.

En el camino hacia el Jesús, Dios dispone a los judíos para que estos le sirvan a los magos de atlas, ilustrándolos en la cuestión del Mesías, los judíos declaran a los magos las profecías que indican el lugar del nacimiento, los magos en cambio señalan a los judíos el hecho revelado por la estrella. Pero los judíos depositarios de la revelación y los primeros llamados se quedan en sus casas, en sus madrigueras, sin ver al infante. Los magos se aprovechan de la providencia divina revestida en esta ocasión en la figura del judío sabio para la ejecución de sus designios. Para los hombres de buena voluntad todo coopera al bien.

Momento más difícil en el itinerario hacia Dios , Herodes llama en secreto a los magos, Herodes oculta sus planes de forma cuidadosa, no olvida ninguno de los factores que pueden llevarle al conocimiento de Jesús y matarle. Dios, como en tantas ocasiones, acude a medios extraordinarios de su providencia para vencer el esfuerzo humano. Jesús vivirá y será bendecido por toda la humanidad .

Y llega el momento culmen, la recompensa a la perseverancia y la constancia, Como los magos debemos humillarnos profundamente ante Jesús y ofrecerle no dones materiales como hicieron los magos sino los dones espirituales que se nos han sido entregados o mejor dicho el Don mas preciado que se nos ha hecho entrega, la vida,  para que Él nos indique lo que debemos hacer en cada momento.

“Se volvieron a su tierra por otro camino” los magos han sufrido un cambio, ellos no lo manifiestan pero saben que nada va a ser igual, sus vidas desde el momento en el que pusieron su confianza en Dios saliendo de sus casas siguiendo el camino de la estrella y culminándose con el encuentro del mesías han cambiado. Vuelven por otro camino, como dice Crisóstomo, no es posible que los que han ido a Cristo vuelvan por herodes. Porque los que dejando a Cristo van al diablo por el pecado, deben volver a cristo por la penitencia. Quien estuvo en la inocencia mientras no supo lo que era el mal fácilmente pudo ser engañado pero cuando experimentó lo que era el mal que halló y recordó el bien que había perdido se vuelve a Dios compungido. Pero quien dejando el pecado viene a Cristo difícilmente vuelve al diablo, porque mientras se goza en los bienes que en Él halló y recuerda los males de que se escapó difícilmente vuelve al mal.

Que el Señor nos bendiga.

Bernado da Quintavalle. OFS.

01 de Enero 2011, Año Nuevo.

Ya ha llegado. El calendario nos dice que hemos llegado al día 31 de Diciembre de este año 2010.

Es bueno sentarse un momento delante del santísimo y hacer recuento de todo aquello que hemos pasado.

Nos han ocurrido cosas negativas pero también muchas cosas positivas.

Es el momento de valorar y meditar, agradecerle al Señor todo aquello que nos ha ido bien, por lo que hemos sentido gran alegría y felicidad, agradecerle también al Señor por todo lo no tan bueno. Sobre todo de esas cosas se pueden sacar muy buenas lecturas.

Aprendemos de nuestras caídas, de nuestras debilidades.

Alguien me dijo que vivimos una espiritualidad algo limitada. Nos basta con cumplir con nuestras obligaciones como cristianos y nos sentimos contentos.

Soy buen cristiano, intento no pecar, no matar, no robar etc…

A Jesús esto no le basta. Él siempre es más. Hay que compartir, hay que defender la vida, hay que intentar no hacer daño al hermano.

El día 25 de Diciembre nació el AMOR con mayúsculas. Que bonito sería empezar con ese Amor en nuestros corazones, acompañados, también por María, madre de Dios y madre nuestra. María nos pide oración continuamente en sus mensajes.

A través de la oración conseguimos una unión con Jesús. Ella es nuestro modelo a seguir, es la que nos llama a que nos postremos, en la noche, ante el Santísimo y entremos en amigable charla con su hijo, al que nos dirige su madre y nos invita constantemente a ponerlo en el centro de nuestras vidas, para que todo este Amor desbordante que él sintió por todos nosotros llegue a nuestro corazón y los transforme para poder tener la paz verdadera, ésta que no proviene de las cosas materiales sino que procede de lo trascendente, de Dios. Esta paz que recibimos es la que nos permitirá vivir el mensaje del día 25 de Diciembre de 1994, dado por la virgen de Medjugorje y que ayer noche me regaló cuando hacía oración.

“Queridos hijos. Hoy gozo y oro con vosotros por la paz. Paz en vuestros corazones, paz en vuestras familias, paz en vuestros deseos y paz en todo el mundo. Que hoy  el Rey de la paz os bendiga y os de la paz. Yo os bendigo y os llevo a cada uno de vosotros en mi corazón. Gracias por haber respondido a mi llamada.”

PAZ Y BIEN

Clara de Asís, OFS.